viernes, 4 de enero de 2013

Ilusión del fin de la historia

Descartes decía con cierta ironía que la razón está tan bien repartida entre el género humano que nadie parece reconocer estar mal provisto de ella. La Rochefoucauld lo expresaba diciendo que todos se quejan de su memoria pero nadie se queja de su capacidad para enjuiciar. 
Ahora el psicólogo Daniel Gilbert y su equipo han investigado a más de 19.000 personas de entre 18 y 68 años de edad y tratan de mostrarnos cómo funciona nuestra capacidad de previsión y decisión cuando el factor tiempo entra en juego. Primero formulan a cada individuo una serie de preguntas sobre su personalidad y luego se las vuelven a formular pero respecto de lo que pensaban 10 años antes, y finalmente las reiteran de nuevo pero considerando el supuesto de que cada cual estuviera 10 años más tarde en el futuro. La conclusión que obtienen es que tanto las personas jóvenes, como las de mediana edad y también los mayores creen que han cambiado mucho respecto del pasado pero que cambiarán relativamente poco de cara al futuro. 
Parece que "miran al presente como un momento de inflexión en el que finalmente han llegado a ser la persona que serán el resto de sus vidas. Esta 'ilusión del final de la historia' tiene consecuencias prácticas pues hace que la gente pague un alto precio respecto de las oportunidades futuras al dejarse llevar por las preferencias actuales." 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario. En breve será publicado.
Thanks for your comment. It will be published as soon as possible.